Wednesday, June 14, 2006

“Mi Vida”


¿Qué es pensar en una vida durante treinta minutos, cuando todavía no ha llegado ni a la mitad de su extensión?, ¿ Cuándo es solo una vida de entre los millones que hay?¿,¿Cuándo se va a acabar tarde o temprano?
Es triste hacer una reflexión de tu vida cuando solo tienes dieciséis años, no creo que halla pasado el suficiente tiempo.
A esta edad y en este tipo de redacciones, tiendo a ser pesimista, a pensar que en mi vida, desde los diez años, me han ido dando golpes hasta ahora, y luego me auto-compadezco y pienso “de los golpes se aprende”, pero no es así, es estúpido pensar que he madurado a los dieciséis, me queda mucho que aprender, y aun así no paro de quejarme “Que injusta es mi vida, pobrecita de mi”. Pero son solo excusas, excusas para convencerme a mi misma de que puedo rendirme, de que lo tengo todo justificado por haber recibido unos cuantos palos, pero no es así.
También tiendo a reprobarme diciéndome a mi misma que en otros lugares del mundo la gente se muere todos los días, y que millones de personas lo pasan peor que yo, pero eso se me olvida dos segundos mas tarde, porque esas vidas no son la mía, sé que es egoísta, pero es cierto.
Tengo problemas, alegrías y una vida que no puedo comparar con la de ninguna otra persona porque son solo míos, no vale de nada refugiarte en que los demás tienen una vida mejor o peor que la tuya, cuando esas vidas no vas a vivirlas.
A mis dieciséis años, y en una edad en la que, según la mayoría de la gente, se esta peleado con el mundo, creo que lo único que puedo decir de mi vida, es que no es lo suficientemente larga como para opinar sobre ella, que no tengo suficiente experiencia como para quejarme de “todos” mis fallos ni par regodearme en lo que he hecho bien.
A lo mejor, si leo esta redacción a los treinta años, me doy cuenta de que, puede ser que solo intentase librarme de pensar en verdad sobre a donde iba a llegar, sobre si me merecen la pena algunas cosas que hago o que no hago... metiendo palabrería barata en una redacción para un examen, pero eso ya lo pensare cuando la lea dentro de catorce años por ahora, espero llegar donde me proponga (se que suena algo ingenuo, pero de verdad lo espero), si me merecen la pena cosas que me pasan o me han pasado, cosas que he hecho o no he hecho... eso tendré tiempo de analizarlo con calma.
Me contento con ir cambiando, con poder dejar de auto-compadecerme algún día, con esperar que sea cierto eso de que de los errores se aprende.
Desde hace algún tiempo, y en estos momentos, me siento como si estuviera fuera de mi misma, como si no fuera yo quien realizara mis actos o pronunciara mis frases, no sé si lo que soy, lo que muestro tanto en publico como en privado de mi misma, es lo que soy en realidad, y esto me hace preguntarme por qué soy como soy, me da rabia pensar que lo que soy no lo he construido yo, sino un cúmulo de situaciones, me da rabia pensar que en determinados momentos, no soy yo quien moldea mi vida, sino elementos ajenos a mi que no tienen por qué hacerlo.
Muchas veces, siento que me observo a mi misma como si estuviera fuera de mi propio cuerpo, y me veo extraña, si la vida es un juego, quiero ser yo quien juegue en la mía, y no algo que no estoy segura de si soy yo, o es lo que la parte hipócrita que todos llevamos dentro, quiere que muestre.
Si ahora mismo me preguntasen si volvería a vivir lo que ha sido mi vida hasta ahora eternamente, tal vez dijese que no, pero no porque sea débil, sino porque quiero terminar de construir mi vida, quiero terminar de crear “mi obra de arte”. A lo mejor, cuando la halla terminado, sigo diciendo que no la repetiría, porque seguramente no sea una súper mujer.
En mi opinión solo se tiene una vida, y mientras que se tiene, hay que vivirla como uno quiera, creo que cada uno debe controlar su vida: su presente, su pasado y su futuro; pero a la vez, pienso que se necesita una evolución moral en todo ser humano para realizar una “obra de arte”.
Pero hasta entonces, creo que lo único que he hecho y seguiré haciendo en mi vida, es avanzar, no hay reflexión que valga a los dieciséis ni a ninguna otra edad si no quieres, o no te parece lógico hacerla, y yo lo he intentado, pero ni quería, ni me parecía lógico.

Monday, May 15, 2006

CRÍTICA A LA CLASE DE ÉTICA



Creo que una critica a esta clase es ligeramente más difícil de hacer que cualquiera de los otros artículos que nos han mandado publicar en el blog, seguramente porque es complicado decir que es una de las clases con las que más disfruto sin parecer pelota.
Me gustan los contenidos, el empezar a plantearme hechos y preguntas que antes no me hacia, y lo que me molesta de las clases en si, es que solo duren 50 minutos, en especial en los exámenes prácticos porque luego nunca me da tiempo a afinar del todo las preguntas.
Por una parte, la manera de dar las clases del profesor me parece muy profesional, y al mismo tiempo se compromete con nosotros, no en los aspectos de “profe-colega”, sino en cosas mas serias como el asunto del denominado “matonismo”.
Esta bien la manera que tiene el profesor de mantener distancias, la ironía... pero hay en ocasiones en las que se pasa, no sé si los demás se sentirán así, yo solo hablo por mi misma, pero hay ocasiones que, en general, al tratarnos como a bebes o al generalizar en cuanto a nuestra incultura, me siento ligeramente incomoda. Puede que parezcamos inmaduros, pero hay gente en clase (y son mas de dos) que no lo son tanto, todos tenemos nuestras inquietudes, y no solo sobre si habrá tabaco que fumar en el recreo. Pero supongo que es normal, no puedes dar tu opinión sobre cada uno de tus alumnos en todas las ocasiones en las que hablas de ellos o con ellos.
En particular lo único que me molesta es, a veces, el dar a entender que él es el que tiene una carrera y por tanto el que lleva razón, y a ti digas lo que digas siempre te va a faltar algo en tus razonamientos.Pero esto, al molestarme me hace perfeccionar mis pensamientos y definir mejor lo que creo y por qué lo creo.
En resumen, creo que estas clases me incitan a pensar, y el profesor, con su particular carácter y aparente autosuficiencia, me ayuda a enfrentarme a lo que me espera, no siempre tendré la suerte de dar con un profesor y una clase que me agraden tanto como para no dormirme.

Monday, April 24, 2006

“Te vas y te pierdo”


Esa frase... esa frase que aún me tortura y que se mantiene en mi conciencia a pesar de haberme prometido a mi misma que la olvidaría, pero sé que hice lo correcto, es lo que se esperaba de mi, es lo que, hasta yo, esperaba de mi.
Parece mentira, que pudiera confiar en que pudiese controlar hasta el más mínimo gesto y acto que realizaba, por eso nunca perdía el control, hasta que fallé, siempre hay una primera vez, y aún más para los errores.
Él no estaba en condiciones de ir solo a ningún sitio, ni tampoco podía acompañarle nadie que lo atrapase en preguntas banales con una respuesta estúpida e inservible, pues todas tenían la misma respuesta: una discusión, otra de las muchas e interminables que tenían ambos, eran tan comunes que todos no preguntábamos por qué no lo habían dejado ya, por qué no daban por terminada esa relación que solo traía problemas.
Tras la discusión, ella decidió quedarse y él echó a andar aparentemente sin dirección, los demás me pidieron que lo acompañase a casa, que era la única que podría calmarle.
Me pregunto por qué me lo pidieron a mi, pero supongo que ese es mi papel en los malos momentos, calmarles. Así que le seguí, grite para que parase y lo hizo hasta que llegue a su lado, luego comenzamos a andar en silencio hasta su casa.
Pasados cinco minutos entabló un monólogo al principio susurrado para acabar gritándonos a mi y a los cuatro vientos lo que odiaba esa relación que no era capaz de dar por terminada por miedo a causarle daño a ella y a que la gente se lo reprochase. Me mantuve callada hasta que termino de desahogarse e hizo un gesto dando a entender que quería que le respondiese. Le dije que nadie lo culparía, sino que en realidad, habría algunos que le agradecería el terminar con las broncas cuyos gritos provocaban hasta dolor de cabeza.
Tras decir yo esto hubo otro silencio de varios segundos, cuando de repente el se paro en seco delante de mi. Esto me desconcentro e intente esquivarle para seguir andando, pero no pude porque él me agarro del brazo y me llevó a un banco cercano, él se sentó al lado, cerca de mi, pero a la vez lo suficientemente lejos como para no hacer que me sintiese acorralada.
Comenzó a hablar, a decirme que no quería que lo que iba decir cambiase nada (ahora creo que era un loco al pedirme eso). Me dijo que unos meses después de conocerme había empezado a fijarse en mi, en mi forma de hablar, la ironía, dijo incluso que mi agresividad le parecía atractiva. Si, esa palabra, atracción, fue lo que más me desconcertó, que me dijese ¡a mi!, a le que se suponía como solo amiga, que le atraía.
Estuve a punto de abofetearle, pero en vez de eso me quede callada, él me pidió que por favor dijese algo, me gire hacia él y le dije que procurase olvidarse de mi, que si no podía terminar una relación, aún menos la iba a empezar conmigo, le dije que no podía arriesgarme a perder amistades por algo tan efímero como una mera atracción, entonces el me dijo que una “mera atracción” como decía yo, podía acabar siendo amor, a lo que respondí que eso no existía, que el amor es solo algo parecido a una enfermedad que te puede hacer perder muchas cosas. Como respuesta a esto el se levanto, me besó en la mejilla y dijo “Siento mucho que pienses así” y se fue dejándome sola desconcertada e intentando recomponer mi mundo y mis pensamientos, era la primera vez (y jure que sería la ultima) que alguien, que él, me hacia dudar de la idea que tenia sobre lo que sentía o pensaba. Pero mientras le iba viendo alejarse, una frase que creí que nunca aparecería en mi cabeza, y aun menos relacionada con él, fue haciéndose cada vez mas fuerte hasta convertirse en una idea que aún me atormenta: “Te vas y te pierdo”
ESTADIO / OS en los que se encuentran los personajes:
La chica se encuentra en varios estadios según determinadas acciones: cuando habla sobre lo imposible de la relación entre ambos esta dentro del primer nivel en el primer estadio, puesto que actúa de acuerdo a no tener que recibir un castigo (el de perder amistades). El chico también está en dicho estadio al decir que no deja la relación por miedo a que se le reprochase, es decir a que se le castigase de algún modo.
Se encuentra, dentro del segundo nivel, en el tercer estadio:
La chica al actuar de acuerdo al rol impuesto: el de calmar a los amigos en malos momentos (el resto del grupo también están en este nivel en el momento de mandarla precisamente a ella a calmarlo) y el de ser una persona que se controla a si misma en todo momento, incluso a costa de interés propio, a fin de mantener el orden en el grupo.
Desde mi punto de vista puede que la chica este, en cierto modo, en el sexto estadio, puesto que rechaza la idea de enamorarse debido a una actuación de acuerdo a una conciencia propia, hace lo que ella considera correcto aunque no le reporta beneficio.


Thursday, February 16, 2006

¿Y SI EL SOL DEJASE DE LUCIR MAÑANA?


¿Y si el sol dejase de lucir mañana? Si mi vida es un suspiro en el universo... ¿qué hago yo aquí?¿Por que él y no yo?
Este es el tipo de preguntas que te haces cuando ya esta todo dicho, cuando ya esta todo hecho, cuando no hay vuelta atrás, y por mucho que intentes arrepentirte nada va a cambiar.
Arrepentirte, tiene gracia ahora, tiene gracia pedir perdón y justicia con solo arrepentirse, pero tu no has hecho nada, y por tu culpa él ya no está, solo porque la promesa de permanecer ahí siempre, fue rota, solo porque te daba miedo seguirle allí donde no podías ver quien era en realidad, donde la esencia que le caracterizaba se apagaba y se tornaba en sangre, seguirle allí donde estaba decidido que le perdería, pero ahora solo puedes arrepentirte solo puedes pensar en que hubiese ocurrido si hubieses estado allí... y perdonarte.

Todo ocurrió en muy poco tiempo, su cambio de carácter, de personalidad..., el siempre había sido algo agresivo pero nunca me preocupó, jamás tuvo problemas con nadie y esa agresividad la descargaba en los entrenamientos, pero el cambio de ser un chico de carácter amable y extrovertido a ser reservado y dedicar horas y horas a alimentar su odio, fue lo que me hizo empezar a preocuparme por él.
Era su mejor amiga pero aun así me fue muy difícil que se desahogase y me contase lo que le pasaba. Lo que escuche a continuación me horrorizo, es impresionante lo que una persona puede llevar dentro sin que se le note, el sufrimiento que se puede cargar a la espalda y que nunca puedes quitarte, porque no existe venganza ni perdón que lo alivie.
Antes incluso de conocerme sufrió cosas que nunca deberían ocurrir, a nadie deberían privarle del cariño de una hermana, una vida arrancada sin escrúpulos por bestias inmundas que no merecen ser llamados hombres, y todo esto me lo contó llorando, era la primera vez que le veía llorar, y eran lagrimas de pena, pero a la vez eran de rabia y rencor, cosa que me asusto, el ya no podría vengarse, era imposible, y lo que yo más temía era que volcase su ira en otros seres, que se volviese como aquellos a los que odiaba tan solo para calmar su dolor.
Toda la semana siguiente a la confesión me la pase siguiendo sus pasos y permaneciendo a su lado en todo momento, pero no pude evitar una lucha entre gallos, que, como en muchas otras ocasiones, fue el trueno antes de la tormenta.
Ese chico era el típico que busca siempre una excusa para demostrar su valía, y con él, con mi protegido, con aquel que nunca creí que, por culpa de la desesperación llegase a ese extremo, la encontro. Fue una pelea de niños de parvulario, pero lo peor es que no quedo en eso iban a encontrarse “por casualidad” en una calle de Madrid, allí los dos liberarían su ego y se quedarían tranquilos, o al menos así me lo contó él; pero yo tenia un presentimiento, y era tan latente, que me asustaba.
Le pedí que me dejase acompañarle, y su respuesta fue que ese no era lugar para mí, le dije que aunque no me dejase lo haría, que le había prometido que estaría allí siempre, pero no lo hice, fui, pero demasiado tarde, no hice caso a mi intuición, y me arrepiento, porque ahora le he perdido.

Cuando llegué al lugar, estaba suavemente apoyado en una pared con la mano en un costado, y en suelo había un bulto que hizo que un escalofrió recorriese mi espalda sospechando lo peor.
Corrí hacia él y se derrumbo a mis pies, al abrazarle note que su sangre manchaba mi ropa.
Le pregunté, quería saber por qué, quería saber tantas cosas, pero el no me respondió, lo ultimo que le oí pronunciar esta grabado a fuego en mi memoria.

**********************


-¿Por qué?¿Qué ha hecho él?
-...
-Lo siento... de verdad, tenia... podía haber impedido esto...
-No, perdona tu, no tenias que estar aquí... ni el allí tampoco
-¿Te arrepientes?
-Si, porque no era el culpable, y a la vez no...
-¿Cómo que no?
-No, porque me voy tranquilo, si estoy a tu lado, y de eso no me arrepiento... hermana...

Y se fue, le perdí, y me arrepiento de no ser yo la que hubiese muerto a su lado, en su lugar.
El peor día de mi vida no creo que lo olvide por mucha terapia que haga, pero tampoco creo que tenga que hacerlo, pues ahora me he dado cuenta que para arrepentirse de algo siempre hay tiempo, pero en ciertas ocasiones hay que hacerlo antes incluso de actuar, porque puede no valer un perdón y un “de verdad que me arrepiento”cuando ya no hay nada que hacer.


FIN




Valor moral: “arrepentimiento”, aunque quizás no parezca bien definido puesto que señala una situación en la que arrepentirse ya no cambia nada.Pienso que refleja una clase de empatía un tanto radical, en el querer morir en el lugar del otro, aunque pueda interpretarse como una forma de huir del dolor, en este caso no he querido representarlo con la intención de que se vea de esa manera.

Monday, November 28, 2005

El “matonismo escolar”, o lo que es lo mismo, el acoso hacia una persona tanto físico como psicológico que últimamente parece estar tan de moda, no es que lo esté, es que, como ha ocurrido con los casos de violencia domestica, es ahora cuando están empezando a salir a la luz, cuando de verdad los afectados están empezando a hacerse oír.
Me parece que aunque parezca que están teniendo mucha repercusión, en realidad no se está haciendo nada, muchos profesores y otras autoridades (que conste que no digo que todos lo hagan) sencillamente siguen limitándose a ver, oír y callar que es la labor del sabio.
Es odioso que un puñado de niñatos se crean superiores a otro, y no sólo unos cuantos, con que uno de ellos se lo crea y tenga madera de líder, enseguida los otros le seguirán como corderitos, tal vez por diversión, o tal vez por miedo a que a ellos les pueda ocurrir lo mismo.
Todo el mundo tiene defectos, lo malo es que para los ajenos somos linces y para los nuestros topos, y mucha gente que en muchos de estos casos, teme ser juzgada por los demás, hace de los defectos ajenos una forma de que la gente no se fije en los suyos.
Y solo por esto o por mera diversión o para demostrar su poder, estos “individuos” se creen con el derecho de destrozarle la vida a personas que lo único que ha hecho ha sido estar en el punto de mira de gente sin escrúpulos y egocentrista que sólo piensan en si mismos y en que la sociedad les vea como ellos quieren ser vistos, y para ello no dudan en utilizar “cabezas de turco”.
Me da pena que en nuestra sociedad siga creyendo que se puede ir por ahí destrozando vidas ajenas para alcanzar prestigio y respeto.
Esta gente siempre se centra en personas que tienen defectos fáciles de encontrar, o sencillamente que son distintos a ellos, pero lo peor de todos, es que cuando esta gente se separa del grupo después de todo un “día de trabajo”, se para a pensar en lo que ha hecho y siente eso que todos nosotros sentimos, eso a lo que llamamos remordimientos, pero lo malo es que solo los sienten cuando es demasiado tarde y el daño ya esta hecho, pero luego piensan que si no hacen todo lo que hacen los demás, la gente tardara un abrir y cerrar de ojos en darles de lado y pasar a estar del lado de la gente a la que se pasan la vida torturando.
Y todo esto es algo imparable, y entre que unos no se quieren dar cuenta, y otros no le dan la importancia merecida, esto es algo imparable que va a seguir aumentando día tras día hasta que la sociedad se de cuenta de que todos somos iguales y ningún individuo es superior a otro, ni en la escuela ni en ningún sitio.

Friday, November 04, 2005

Primero y principal decir que detras de mi seudonimo, hay una persona, y no es que sea cinica y no quiera dar la cara, sino que.....¿a quien le apetece que le peguen?yo soy sincera, si , pero no tonta ¡¡¡¡¡¡hombre ya!!!!!!
Quiero hablar sobre los grupos que supongo conocidos por todos como son los Latin Kings y otras bandas parecidas
Me molesta realmente, ademas de que, como muchas otras bandas, empleen la violencia, lo cual me indigna como persona, me repatea que las mujeres para tener cabida en este "mundillo" utilicen el sexo como moneda de cambio, tambien me molesta la influencia que ejercen al llevar ropas anchas, y astar ligados aparentemaente (que no en realidad) a lo que es la cultura del rap, me jode , sin perdón, que automaticamente se les relaccione a estos individuos al rap y a una ideologia que no es la suya pero si la mia.

Y por ultimo tambien decir que la gata de Julia es tonta.